News

10.08.2017

Cada uno narra su propio cuento

En los últimos tiempos, no sé si tenéis la misma impresión que yo, en prácticamente todos los proyectos de restaurantes parece que el vintage ha llegado para quedarse.

Es un estilo que, personalmente, me atrae desde el punto de vista estético, y pienso que puede dar mucho juego en cuanto a diseño, materiales y calidez ambiental dentro de un proyecto. Lo usamos muchas veces buscando transmitir carácter o personalidad, y por qué no decirlo, lo vintage nos recuerda el pasado y por lo tanto nos transporta a la atmosfera y la vivencia de una época anterior. De alguna forma, albergamos la creencia de que, como dice el dicho, todo tiempo pasado fue mejor.

Sin embargo, ¿qué ocurre cuando el proyecto que desarrollamos contiene cierta complejidad, y plantear un simple diseño de luminarias no basta para abordar todas sus temáticas?